Cristo resucita de entre los muertos y abandona el sepulcro lleno de gloria y majestuosidad. Se eleva a los cielos portando en su mano derecha la bandera de la Resurrección mientras a sus pies un ángel le señala con su mano diestra. Completa la escena un soldado caído en tierra, guardián del sepulcro que se cubre el rostro asustado.

Las imágenes de Jesús resucitado y del Ángel fueron esculpidas por el murciano José Planes en el año 1949.

El soldado es obra posterior de 1972 siendo su autor el también escultor murciano García Mengual.

 El color de la hermandad es el dorado, es portado por 38 estantes y su peso es de 1432 kilos. 

Cabo de Andas,D. Ángel Valera Sánchez.