Este grupo escultórico que consta de seis imágenes es obra del escultor murciano José Hernández Navarro que terminó de esculpir en el año 2000.

Jesús sube a los purisimos cielos murcianos de la mañana de la primavera con sus manos extendidas hacia lo alto en presencia de varios discípulos que le acompañan en su gloriosa ascensión .

Un niño Carlos Sotomayor, fallecido en el año 1995, ligado estrechamente a la Cofradía va en el primer plano de la escena mirando al espectador e indicando con sus manos el triunfo de Jesús, que lo convierte en el único camino para lograr la gloria.

El color característico de esta hermandad es el salmón rosáceo, es portado por 40 estantes y su peso es de 1800 kilos.

Cabo de Andas, D. Juan Sotomayor Barnés.